Diagnóstico… APPitis aguda: 3 síntomas para detectar una estrategia equivocada de mobile marketing

Hace unos días estuve contando cuántas aplicaciones tenía instaladas en mi teléfono móvil. La respuesta fue 108 (y eso que acababa de hacer “limpieza”).

De este dato, se podría interpretar que soy una persona que considera que las aplicaciones para móvil aportan mucho valor. Pero si la pregunta que me formulo es ¿Cuántas aplicaciones utilizo de forma regular? La cifra cae en picado: 22 (contando todas las redes sociales, WhatsApp, Maps y la calculadora).

Y si finalmente añado como derivada, ¿Cuántas de estas aplicaciones que utilizo regularmente están directamente vinculadas a una marca comercial? El resultado es ridículo: 1 (Nike+).

Te invito a hacer este ejercicio… ¿Alguna diferencia notable?

DOCU_GRUPO

Un reciente estudio de Nielsen apunta las mismas conclusiones: El número de aplicaciones para móvil no para de aumentar (750.000 disponibles en el Apple Store), pero el tiempo que los usuarios dedican a utilizarlas no ha cambiado (siendo las más utilizadas Facebook, YouTube, Google Search, Gmail y Android Market). Además, parece ser que menos de la mitad de las aplicaciones que llegan a nuestro teléfono las utilizamos más de una vez.

Con estas expectativas… ¿existen posibilidades de éxito real de para una estrategia de marketing digital para dispositivos móviles? Mi respuesta es sí, pero quizás tengamos que pensar en algo más que en hacer una App…

Sigue leyendo

Anuncios

Cómo construir una web a prueba de móviles

¿Sabes cuantas visitas a tu página web llegan desde dispositivos móviles?

Si hace 3 ó 4 meses que no haces un ejercicio de analítica a fondo puedes llevarte una gran sorpresa (hay estudios que en febrero de 2012 situaban el consumo de internet desde dispositivos móviles en el 8,5% del total). Y si este mismo ejercicio no lo realizas desde hace un año o más, lo más seguro es que no entiendas nada de lo que está pasando.

Sin ir más lejos, la semana pasada recibí un informe de analítica de uno de los sites que gestiono y el porcentaje de accesos web desde dispositivos móviles superaba ya el 20% de las visitas.

Llegados a este extremo la reflexión es obligatoria… ¿Están nuestras webs preparadas para ser navegadas de forma fácil y plenamente usables por nuestros usuarios a través de estos dispositivos de bolsillo? Si la respuesta es “no”, tienes una bomba de relojería en tus manos que puede explotarte en cualquier momento. Sin duda, es el momento de hacerles un examen a fondo:

Sigue leyendo