Meli-Sa-Sobresalir[1]

¿Por qué la ley del 80/20 es fundamental en tu estrategia digital?

Una de las leyes más generalizadas y contrastadas que rigen nuestro universo es la ley del 80/20 (también conocida como Principio de Pareto). Se trata de una ley que aplica a todo aquello que pretendas medir. Por ejemplo…

  • El 80% de masa del universo se concentra en el 20% de su materia.
  • El 80% de la riqueza mundial se concentra en el 20% de personas.
  • El 80% de tus ventas provienen del 20% de tus clientes.
  • El 80% del valor existente en Internet proviene del 20% de webs.

Dicho ésto último, te quedan 2 opciones:

O la página web de tu marca está en el grupo del 80% que pasan desapercibidas, o está en el 20% que aportan auténtico valor a tus clientes.

Este hecho es muy importante en entornos digitales. Ya que una marca que no aporte valor en su estrategia de marketing on line se convierte automáticamente en una marca gris que genera rechazo y antipatía en sus clientes. Todo lo contrario de aquellas marcas que sí se preocupan por aportar algo.

Y también es especialmente relevante para marcas de salud y auto-cuidado. Porque los usuarios de este tipo de productos tienen un problema real y buscan ayuda, confianza y que alguien con la suficiente autoridad les oriente sobre cual es la mejor solución. La necesidad de información, contenido relevante y acompañamiento es, más que nunca, fundamental.

A grandes rasgos, he conseguido describir 5 formas diferentes de tener presencia digital. Pero a mi juicio, sólo 1 de ellas aporta valor real (80/20). ¿En cual de ellas ubicas a tu marca? Sigue leyendo

Cómo desarrollar una estrategia de Marketing Digital más allá del ordenador.

Uno de los errores más comunes al elaborar una estrategia de marketing digital es centrar el 100% de nuestros esfuerzos (y recursos) en sacar el máximo partido de aquello que nuestros clientes hacen delante de la pantalla de su ordenador:

  • SEO.
  • SEM.
  • Banners.
  • Social Media.
  • Blogs.
  • Webs.
  • eMail Marketing.
  • Etc.

Inconscientemente nos basamos en este tipo de acciones, y olvidamos otros entornos fuera de la pantalla del ordenador que a veces son más relevantes para alcanzar nuestros objetivos de marketing digital de forma más eficiente.

Pensamiento lateral

Como decía Albert Einstein, “Para obtener resultados diferentes hay que hacer cosas diferentes”. Por lo tanto…

Ha llegado el momento de levantar la cabeza del ordenador y empezar a entender que hay vida digital más allá de este dispositivo.

Una buena forma de empezar a poner en práctica esta premisa es aplicar estrategias digitales en los momentos de la verdad del proceso de decisión de compra de un producto o servicio. Recordemos el antiguo paradigma de P&G:

Sigue leyendo

¿Dónde has metido tu producto?

“¡¡Ay va!! ¡¡Los Donnuts!!”

Que levante la mano quien alguna vez, enfrascado en tratar de alcanzar los objetivos (o KPIs) de su plan de marketing o ofrecer servicios de valor a un determinado público, en el momento de lanzar una acción de marketing relacional no ha pensado: “¡¡Ay va!! ¡¡El producto!!”

Y es que en muchas ocasiones, la obsesión por poner foco en el consumidor e intentar aportarle valor con incentivos o servicios de todo tipo, nos lleva a crear entornos digitales tremendamente participativos, pero altamente estériles para nuestros intereses comerciales. Cuidado, podemos estar provocando a nuestros usuarios el “síndrome del paquete vacío”:

Sigue leyendo

Videojuegos que curan

Todo el mundo sabe que los videojuegos divierten. Muchos coinciden en que también enseñan. Algunos los utilizan para que sus marcas vendan. Pero muy pocos conocen el más poderoso de sus usos: curar.

Y como muestra 3 botones:

Sigue leyendo