El concepto de Círculo Mágico y su potencial para las marcas de salud

Si bien es cierto que en el mundo en el que vivimos no está muy bien visto derribar a todo aquel que se pone por delante; también lo es que este mismo hecho sí que está permitido y bien considerado en un espacio y momento debidamente delimitado de esta misma realidad: un partido de Rugby.

Este espacio que creamos en el que prevalecen unas reglas diferentes a las del mundo real es lo que Johan Huizinga definió en 1938 en su libro Homo Ludens como Círculo Mágico.

“Atravesar este Círculo Mágico” es lo que la ciencia de la gamificación denomina “entrar a participar en un juego”.

Por lo tanto, si la gamificación  es la ciencia o el arte de aplicar técnicas de juego en contextos que no son de juego para crear experiencias únicas y atractivas que actúen como motivadoras de una serie de comportamientos deseados…

La habilidad para crear Círculos Mágicos efectivos debería, entre otros resultados, potenciar actividades de negocio, mejorar la adhesión a un tratamiento terapéutico o incrementar la vinculación de los empleados con los valores de una compañía.

¿Qué comportamiento tienen tus pacientes en la adherencia de un tratamiento determinado y qué comportamiento deberían tener?

¿Qué nivel de fidelización tienen los clientes de tu farmacias y qué comportamiento te gustaría que tuvieran?

¿Qué nivel de motivación tienen tus empleados y qué nivel deberían tener para ser más productivos?

¿Qué vinculación emocional tienen tus potenciales clientes con tu marca y qué nivel deberían tener para que la compraran de una forma recurrente?

Crear Círculos Mágicos (con unas reglas determinadas diferentes a las de la realidad) e introducir dentro de ellos mecánicas, dinámicas y componentes de juegos, pueden ser tu mejor aliado para introducir una motivación añadida y modificar comportamientos no deseados.

Espero que este concepto también te haya hecho reflexionar.

Antes de despedirme, te dejo con una lectura interesante sobre este tema por si te interesa profundizar más durante tus vacaciones de verano: Revoluciona tu negocio con las técnicas de los juegos de Kevin Werbach.

Cualquier idea, comentario o sugerencia que quieras compartir alrededor de esta idea, estaré encantando de que la escribas a continuación.

¡Hasta el próximo post!

Anuncios

¿Por qué la ley del 80/20 es fundamental en tu estrategia digital?

Una de las leyes más generalizadas y contrastadas que rigen nuestro universo es la ley del 80/20 (también conocida como Principio de Pareto). Se trata de una ley que aplica a todo aquello que pretendas medir. Por ejemplo…

  • El 80% de masa del universo se concentra en el 20% de su materia.
  • El 80% de la riqueza mundial se concentra en el 20% de personas.
  • El 80% de tus ventas provienen del 20% de tus clientes.
  • El 80% del valor existente en Internet proviene del 20% de webs.

Dicho ésto último, te quedan 2 opciones:

O la página web de tu marca está en el grupo del 80% que pasan desapercibidas, o está en el 20% que aportan auténtico valor a tus clientes.

Este hecho es muy importante en entornos digitales. Ya que una marca que no aporte valor en su estrategia de marketing on line se convierte automáticamente en una marca gris que genera rechazo y antipatía en sus clientes. Todo lo contrario de aquellas marcas que sí se preocupan por aportar algo.

Y también es especialmente relevante para marcas de salud y auto-cuidado. Porque los usuarios de este tipo de productos tienen un problema real y buscan ayuda, confianza y que alguien con la suficiente autoridad les oriente sobre cual es la mejor solución. La necesidad de información, contenido relevante y acompañamiento es, más que nunca, fundamental.

A grandes rasgos, he conseguido describir 5 formas diferentes de tener presencia digital. Pero a mi juicio, sólo 1 de ellas aporta valor real (80/20). ¿En cual de ellas ubicas a tu marca? Sigue leyendo

¿Qué es el “golden circle” y por qué gira a favor de las marcas de auto-cuidado?

Erase una vez 2 marcas.

El equipo responsable de la primera tenía prisa por salir al mercado y generar ganancias inmediatas para su compañía. Por este motivo, siguieron el siguiente esquema para construirla:

  1. Primero se preguntaron qué iban a hacer:

Por ejemplo, construir ordenadores.

  1. Después se preguntaron cómo debía ser la marca:

Fáciles de usar, con un diseño innovador, con la última tecnología…

  1. Y finalmente se toparon con un único posible por qué:

Ganar dinero.

Parece razonable. Pero veamos qué pasó con la segunda marca.

La segunda estaba dirigida por un equipo de personas que no tenían tanta prisa y querían construir algo que realmente aportará valor a sus consumidores. Por ello, no eligieron el camino fácil y empezaron la construcción de la marca a la inversa:

  1. Primero se preguntaron por qué razón esta marca debía estar en el mercado:

Facilitar la vida de las personas a través de la tecnología.

  1. Después se preguntaron cómo querían materializar esta idea:

Construyendo dispositivos electrónicos fáciles de usar, de diseño innovador, con la última tecnología…

  1. Y sólo al final se preguntaron qué iban a hacer para lograrlo:

Llegado a este punto del razonamiento una opción podría ser construir ordenadores (como la primera marca), pero si te fijas, el abanico de posibilidades se multiplica exponencialmente: equipos de música, teléfonos móviles, televisores, tablets, etc.

¿Cuál de las 2 crees que tuvo más éxito? ¿Cuál de ellas transmitió más confianza a sus potenciales consumidores? ¿Cuál comprarías tú? ¿Con cuál de ellas te harías fan de su página de Facebook?

La primera es una historia en la que podríamos incluir a cualquier marca de informática. La segunda es la historia de Apple.

Si aplicamos este mismo razonamiento al resto de sectores, nos daremos cuenta que las auténticas grandes marcas (aquellas que son capaces que sus clientes peguen adhesivos con su logo en el casco de su moto) se construyen a partir de un “por qué” muy robusto y claramente percibido por su clientes.

A grandes rasgos, así se aplica en marketing la teoría del Golden Circle acuñada por el brillante Simon Sinek. Si tienes 15 minutos te recomiendo ver su conferencia y descubrir como este razonamiento afecta a otros aspectos de nuestras vidas.

Y si quieres descubrir cómo esta teoría es especialmente relevante en el mundo del auto-cuidado te animo a continuar leyendo un par de minutos más…

Sigue leyendo

Por qué me encanta trabajar en Marketing Digital dentro del Sector Salud:

Si alguna vez te has sentido incomprendido por escuchar frases como éstas…

  • El marketing de medicamentos está lleno de restricciones… ¿No te aburres?
  • ¿Marketing Digital en la industria farmacéutica? ¿Esto no iba de médicos y visitadores?
  • ¿Para hacer marketing farmacéutico no necesitas ser licenciado en farmacia?

O mi preferida…

  • ¿¿¡¡Cómo puedes trabajar en la industria farmacéutica y dormir por las noches!!??

Ante estas situaciones, te recomiendo que hagas lo mismo que yo:

No te precipites en tu respuesta. Respira y expira profundamente. Céntrate de nuevo y con total objetividad disipa todas tus dudas:

Si la salud es el valor más importante que una marca puede ofrecer a sus clientes, no existe ningún otro sector en el que el marketing digital pueda ayudar de una forma tan efectiva a mejorar la calidad de vida de la sociedad.

Sólo por este motivo, todos los que trabajamos en este sector deberíamos sentirnos plenamente orgulloso de nuestra actividad. Pero bajo mi punto de vista, hay 5 razones más que hacen que hoy en día sea apasionante trabajar en Marketing Digital en el Sector Salud:

Sigue leyendo

5 lecciones de marketing relacional que puedes aprender de Ben Stiller.

Siempre he pensado que una buena forma de empezar un plan, una campaña o una acción de marketing digital es ponerse en la piel de Ben Stiller en la película “Los padres de ella”…

Para los que no la hayas visto, la película trata de un joven prometido (Ben Stiller) que se enfrenta a un fin de semana conociendo a su futuro suegro, ex-agente de la CIA, autoritario y desconfiado (Robert De Niro).

Una situación muy parecida a la que se enfrenta una marca cuando se presenta por primera vez ante su público objetivo o lanza una nueva campaña (especialmente en Internet):

Al igual que una marca, Ben Stiller desea ser aceptado por su futura familia política (mercado potencial). Para ello, deberá ganarse la confianza de su suegro (público objetivo) y entrar en lo que éste llama su “Círculo de Confianza”.

Si tu también quieres que tus marcas entren dentro del “Círculo de Confianza” de tus clientes potenciales, toma nota de cómo Ben Stiller es capaz de seducir a su inflexible suegro utilizando las técnicas de Marketing Relacional:

Sigue leyendo

¡Nos vemos en setiembre!

Parecía que este año había encontrado la periodicidad adecuada para escribir: 1 vez cada semana. Pero pasados unos meses tuve que frenar mi actividad a 1 vez cada 15 días. Al final, muy a mi pesar, la intensidad de mi vida laboral en junio y julio me han forzado a hacerlo 1 vez al mes…  Así pues, una cosa parece segura: ¡¡necesito vacaciones!!

Sigo considerando que, por lo menos, debo publicar una vez a la semana. Por ello, en setiembre volveré con el decidido propósito de recuperar esta periodicidad.

cerrado-septiembre-que-pelicula-es-esta-el-ju-L-uKX5FZ

Sirva este artículo para desear a los que aprovechéis este mes de agosto para desconectar unas felices vacaciones, y para dejar por escrito mi compromiso de continuar a la vuelta.

Pero mientras cargo las pilas y, como dice Jorge Bucay, afilo bien el hacha,  os dejo con una recopilación de los artículos más leídos publicados este año en “A la Guillotina”.

Espero que disfrutéis de su lectura tanto como yo escribiéndolos:

Sigue leyendo

Cómo desarrollar una estrategia de Marketing Digital más allá del ordenador.

Uno de los errores más comunes al elaborar una estrategia de marketing digital es centrar el 100% de nuestros esfuerzos (y recursos) en sacar el máximo partido de aquello que nuestros clientes hacen delante de la pantalla de su ordenador:

  • SEO.
  • SEM.
  • Banners.
  • Social Media.
  • Blogs.
  • Webs.
  • eMail Marketing.
  • Etc.

Inconscientemente nos basamos en este tipo de acciones, y olvidamos otros entornos fuera de la pantalla del ordenador que a veces son más relevantes para alcanzar nuestros objetivos de marketing digital de forma más eficiente.

Pensamiento lateral

Como decía Albert Einstein, “Para obtener resultados diferentes hay que hacer cosas diferentes”. Por lo tanto…

Ha llegado el momento de levantar la cabeza del ordenador y empezar a entender que hay vida digital más allá de este dispositivo.

Una buena forma de empezar a poner en práctica esta premisa es aplicar estrategias digitales en los momentos de la verdad del proceso de decisión de compra de un producto o servicio. Recordemos el antiguo paradigma de P&G:

Sigue leyendo