¿Por qué la ley del 80/20 es fundamental en tu estrategia digital?

Una de las leyes más generalizadas y contrastadas que rigen nuestro universo es la ley del 80/20 (también conocida como Principio de Pareto). Se trata de una ley que aplica a todo aquello que pretendas medir. Por ejemplo…

  • El 80% de masa del universo se concentra en el 20% de su materia.
  • El 80% de la riqueza mundial se concentra en el 20% de personas.
  • El 80% de tus ventas provienen del 20% de tus clientes.
  • El 80% del valor existente en Internet proviene del 20% de webs.

Dicho ésto último, te quedan 2 opciones:

O la página web de tu marca está en el grupo del 80% que pasan desapercibidas, o está en el 20% que aportan auténtico valor a tus clientes.

Este hecho es muy importante en entornos digitales. Ya que una marca que no aporte valor en su estrategia de marketing on line se convierte automáticamente en una marca gris que genera rechazo y antipatía en sus clientes. Todo lo contrario de aquellas marcas que sí se preocupan por aportar algo.

Y también es especialmente relevante para marcas de salud y auto-cuidado. Porque los usuarios de este tipo de productos tienen un problema real y buscan ayuda, confianza y que alguien con la suficiente autoridad les oriente sobre cual es la mejor solución. La necesidad de información, contenido relevante y acompañamiento es, más que nunca, fundamental.

A grandes rasgos, he conseguido describir 5 formas diferentes de tener presencia digital. Pero a mi juicio, sólo 1 de ellas aporta valor real (80/20). ¿En cual de ellas ubicas a tu marca? Sigue leyendo

Anuncios

Dime qué banner ves y te diré quien eres

¿Fue Steven Spielberg el Julio Verne de la publicidad? Si hace 11 años disfrutaste con el estreno de Minority Report, seguro que tu respuesta es SÍ:

Y es que en cierta manera, aquellas vallas con lectores de retina que reconocían al protagonista y le proyectaban un mensaje personalizado, en los actuales entornos digitales son ya una realidad:

Adwords, Display, Remarketing, Lead Nurturing… El objetivo final es impactar con el mensaje adecuado a la persona adecuada y en el momento adecuado para fomentar la compra de un producto o servicio.

Bien utilizados, estos formatos publicitarios pueden ser acogidos con buenos ojos por los potenciales compradores de una marca (evitando el intrusismo recibiendo mensajes a su medida, y de productos y/o servicios de su interés). Pero mal utilizadas, puede provocar lo siguiente:

remarketing

¿Me están espiando? ¿Qué saben de mí? ¿Tienen mis datos personales?… ¡¡¿Saben dónde vivo?!! Si quieres evitar que tus usuarios se hagan estas preguntas cuando vean tus campañas a través de estos canales, ten en cuenta estas 5 premisas:

Sigue leyendo

Las 7 tareas no escritas de un eMarketing Manager

Si ostentas algún tipo de responsabilidad en tu compañía tipo Digital Manager, y en la última semana alguien se ha acercado a tu mesa para pedirte alguna de estas 3 cosas…

  1. “Se me ha vuelto a colgar el ordenador, ¿puedes echarme una mano?”.
  2. “No me acuerdo de la contraseña de la intranet, ¿verdad que tu sabes de estas cosas?”
  3. “No me funciona el mouse, ¿me puedes cambiar la pilas?”

193_2_BI

Tienes 2 alternativas: tirar la toalla y redactar un CV para el departamento de IT (¡estas loco! si tu eres “de letras”) o eludir la desesperación y elaborar un plan para desarrollar la cultura digital en tu organización.

Si optas por la segunda y no sabes por donde empezar, puedes probar alguna de estas 7 tareas que a mí me han funcionado:

Sigue leyendo

¿Dónde has metido tu producto?

“¡¡Ay va!! ¡¡Los Donnuts!!”

Que levante la mano quien alguna vez, enfrascado en tratar de alcanzar los objetivos (o KPIs) de su plan de marketing o ofrecer servicios de valor a un determinado público, en el momento de lanzar una acción de marketing relacional no ha pensado: “¡¡Ay va!! ¡¡El producto!!”

Y es que en muchas ocasiones, la obsesión por poner foco en el consumidor e intentar aportarle valor con incentivos o servicios de todo tipo, nos lleva a crear entornos digitales tremendamente participativos, pero altamente estériles para nuestros intereses comerciales. Cuidado, podemos estar provocando a nuestros usuarios el “síndrome del paquete vacío”:

Sigue leyendo