Siempre he pensado que una buena forma de empezar un plan, una campaña o una acción de marketing digital es ponerse en la piel de Ben Stiller en la película “Los padres de ella”…

Para los que no la hayas visto, la película trata de un joven prometido (Ben Stiller) que se enfrenta a un fin de semana conociendo a su futuro suegro, ex-agente de la CIA, autoritario y desconfiado (Robert De Niro).

Una situación muy parecida a la que se enfrenta una marca cuando se presenta por primera vez ante su público objetivo o lanza una nueva campaña (especialmente en Internet):

Al igual que una marca, Ben Stiller desea ser aceptado por su futura familia política (mercado potencial). Para ello, deberá ganarse la confianza de su suegro (público objetivo) y entrar en lo que éste llama su “Círculo de Confianza”.

Si tu también quieres que tus marcas entren dentro del “Círculo de Confianza” de tus clientes potenciales, toma nota de cómo Ben Stiller es capaz de seducir a su inflexible suegro utilizando las técnicas de Marketing Relacional:

Apóyate en la red de seguidores de tu marca.

Asegúrate que, en primer lugar, ellos hablen bien de tu marca y, a poder ser, la recomienden. ¿Qué hubiera pasado si la propia prometida de Ben Stiller hubiera empezado a contar maldades de su futuro marido?. Sin duda, la mejor forma de empezar es buscar la complicidad de las personas que tienen relación con tu marca y que pueden llegar a tener relación con tu público objetivo. Ésta es tu primera aproximación (y ya sabes lo que dicen…  la primera impresión es la que cuenta).

Si lo primero que hace un cliente ante una marca que no conoce es buscar información en Google… Asegúrate de que lo que ahí encuentre te sea favorable.

Sedúcele con contenidos interesantes y trata de captar su interés.

Observa bien a la gente que lo rodea, estudia con atención sus aficiones, toma nota de todo comentario que puedas recibir sobre él… Y empieza de forma pausada a darle conversación. Ben Stiller no lo tubo nada fácil y metió varias veces la pata… Tranquilo, no te lances si no estás muy seguro. Este paso sólo es para romper un poco el hielo y empezar a dialogar y entender mejor sus necesidades. Empieza por contenidos más generales y poco a poco ve arriesgándote más. Si acepta tu invitación para hacer alguna actividad… ¡bingo! habrás obtenido el lead que tanto deseas y la puerta de entrada para consagrar una bonita relación.

Aprender de cada interacción con tu público objetivo es de vital importancia para llegar a ofrecerle una oferta de valor que no pueda rechazar… Y de esta manera captar sus datos.

No lo abandones… pero tampoco seas pesado.

Si has compartido una primera experiencia agradable con él, no permitas que la llama se apague. Háblale con frecuencia sobre vuestros temas, visítalo, llámalo por teléfono, vuelve a quedar… Pero mucho cuidado, no abuses de esta primera muestra de confianza, puedes ser visto como un pesado. Recuerda que Robert de Niro establece unos límites muy claros de hasta donde llega su confianza con su futuro yerno. No los sobrepases.

Cuida tu base de datos como si fuera auténtico oro y aprende a segmentarla adecuadamente para tratar a tus usuarios de forma única.

Si él empieza a contar contigo… ¡Enhorabuena te has vendido adecuadamente!

Si no es así, da un paso a tras y vuelve a empezar aprendiendo de tus errores. Pero recuerda, aquí no acaba la cosa… más bien empieza ahí. Ben Stiller defraudó a su suegro cuando éste ya lo había aceptado y los acontecimientos casi acaban en desastre (incluso sus redes sociales más próximas empezaron a dudar de él). Debes conseguir a toda costa repetir esta experiencia, acercarte a él, entender que sus necesidades pueden cambiar… debes acertar siempre con él. No hay descanso. Sólo así conseguirás entrar en su corazón y ya nunca nadie te podrá arrancar de él.

Si lo convences y consigues que te compre, no te duermas y empieza a pensar qué debes hacer para que repita. La post venta es tan o más importante que la venta.

Y si además repite… ¡Buen trabajo!

Estás dentro de su “Círculo de Confianza”. Eres su marca de elección para la categoría de productos y/o servicios que ofreces. Recuerda que al final, Ben Stiller consiguió convertirse en el yerno favorito de su excéntrico suegro…

Moraleja: No hay misión imposible si se dan los pasos adecuados y se siguen los básicos del marketing relacional.

En resumen…

Si hablamos en términos de marketing, el acceso al “Círculo de Confianza” de una marca podría representarse con una figura de este estilo:

Círculo de Confianza¿Ya sabes qué película ver antes de lanzar tu próxima campaña de marketing digital?🙂

3 comentarios en “5 lecciones de marketing relacional que puedes aprender de Ben Stiller.

  1. Grande la metáfora cinematográfica para hacer entender estos conceptos de marketing. Lo que debemos es dejar de separar marketing y marketing on line. Ahora tienen que ir de la mano. Al igual que se ha unido el proceso de decisión y de compra entre el on y el off. El 69 % de los que compran en retail han buscado antes info del producto en internet. Y cada vez irá a más, la venta por internet crecen imparablemente, pero más lo hace la consulta online antes de la compra.

    Me gusta

    • Gracias Marcos por tus acertadas palabras. Estoy totalmente de acuerdo. la reputació digital de una marca trasciende los conceptos on – off line. Al final todo influye al cliente potencial y en su posterior decisión de compra. Un saludo!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s