Uno de los momentos más divertidos que comparto con mis hijos (de 2 y 4 años) durante las vacaciones de verano es levantar castillos de arena en la playa. Un hecho que no tendría nada de especial (o al menos no para este blog) de no ser por cómo hemos conseguido las mejores construcciones aplicando los principios del marketing digital.

Puede parecer un poco freak pero lo cierto es que…

Todo lo que necesitamos para construir un castillo de arena perdurable en el tiempo es aplicar las 4 Fs del Marketing Digital: FLUJO, FUNCIONALIDAD, FEEDBACK y FIDELIZACIÓN.

¿No te lo crees? Fíjate bien…

Si coincidimos en que lo divertido de un castillo de arena es conseguir que el mar entre en él y se incorpore como el elemento esencial de la arquitectura… Sin duda debemos cumplir los siguientes objetivos:

Primer objetivo: Conseguir que el agua entre.

La primera decisión que debemos tomar es la elección del mejor sitio de la playa para construir (ni muy cerca del mar ni muy lejos). Por lo tanto, como buenos especialistas en eMarketing, debemos debemos tener en cuenta 2 elementos fundamentales: un correcto posicionamiento (SEO) combinado con la construcción de caminos para que el agua acceda con naturalidad al interior (MULTICANALIDAD)… Y por supuesto, sin olvidar que antes de lanzarnos a la construcción de una gran estructura, podemos testar diferentes sitios, caminos y materiales a partir de pequeñas construcciones (TEST).

Segundo objetivo: Que el agua siga el camino marcado.

Es muy importante facilitar el acceso, pero cuidado con los “Tsunamis”… Pueden arrasar tu bella construcción en un abrir y cerrar de ojos. Para evitarlo debemos asegurarnos que el agua fluya con naturalidad (USABILIDAD) marcando claramente una puerta de entrada (LANDING), y un recorrido hasta su salida de acuerdo a nuestros intereses (LEAD). Además, debemos asegurarnos que acceda al interior de nuestro castillo de arena la cantidad justa que nos interese (REGISTRO).

Tercer objetivo: Que el agua haga suyo el camino.

Una vez el recorrido esté trazado debemos coger distancia y ver si el paso del agua es lo más natural posible. Si no lo es, hay que rehacerlo antes de que el castillo se derrumbe (ESCUCHA ACTIVA). Además, debemos valorar positivamente la erosión que el agua haga en nuestro castillo (FEEDBACK), asumirlo con naturalidad y saber interpretarlo (CROWDSOURCING). Es mucho mejor construir el castillo teniendo en cuenta el agua que construirlo en contra del agua. 

Cuarto objetivo: Que el agua vuelva… pero sin destruir el castillo.

Para ello, el castillo debe ser atractivo para el agua que accede: rampas, lagos, túneles, islotes… (CONTENIDO). Pero no podemos ser conformistas, el mar se acaba aburriendo de lo mismo de siempre y tarde o temprano destruye cualquier construcción estáticas. Si queremos evitarlo debemos reforzar aquellos recorridos que mejor nos funcionen y construir de nuevos (con otras puertas de acceso y salida, y recorridos innovadores) (FIDELIZACIÓN). Es la única forma de sorprender y conseguir un resultado final lo más duradero posible (RELACIÓN).

¿Qué te parece esta técnica de construcción? ¿Conoces alguna nueva o mejor? ¿Cómo construyes tus castillos de arena?… ¿Y tus planes de marketing digital?. Estás invitado a aportar tu punto de vista🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s