Integración Vs. Disgregación… ¿Cuál es tu estrategia de marketing digital?

Si de una cosa se puede estar seguro es que no existe una verdad absoluta ni una única estrategia de marketing digital de éxito. Cada caso merece un análisis por separado y no siempre un modelo que funciona es fácilmente replicable.

En este sentido, lo único que nos queda es la difícil tarea de saber elegir la más adecuada en cada caso para cumplir nuestros objetivos.

Si hablamos de toda la oferta de servicios y contenidos que una marca puede ofrecer a sus usuarios, una de las primera preguntas que surge de forma natural es… ¿Lo integramos todo en un sólo entorno o lo disgregamos en diferentes entornos especializados?

Integración: Lo que parece que interesa a las marcas.

Parece lógico apostar por una estrategia de integración de contenidos en una sola web. Las ventajas de un gran site de marca son múltiples: tráfico unificado y perfectamente canalizado, una imagen totalmente controlable y modulable, máxima simplicidad en la gestión, una percepción de marca única por parte de nuestros usuarios… Yo mismo reconozco haber utilizado esta estrategia en más de una ocasión con buenos resultados.

Pero cuidado… No olvidemos que, en el fondo, nos lo estamos jugando todo a una sola carta. Por lo tanto, tenemos que ser especialmente cuidadosos en cómo mostramos estos contenidos, en cómo los ofrecemos, en qué formatos, etc. O corremos el peligro de pensar únicamente en nuestra comodidad y no en facilitar la experiencia de usablidad de nuestros usuarios…

Disgregación: Lo que parece que buscan los usuarios.

Si seguimos esta reflexión, da la sensación que la preferencia actual es la de consumir contenidos de forma disgregada o atomizada. El mejor ejemplo de ello es la forma cómo nos relacionamos con nuestros dispositivos móviles y con todo el mercado de aplicaciones: funcionalidades útiles y concretas.

Con esta opción, nuestros usuarios consumen contenidos más específicos (aunque los encuentre en entornos diferentes) con lo que mejora su usabilidad y su percepción de personalización y especialización. Cabe recordar que lo habitual no es buscar un site en si mismo, si no el contenido que este site ofrece. Por lo tanto no es tan importante para el usuario encontrarlo todo en una web, como encontrar el contenido que busca fácilmente… Esté donde esté.

Pero cuidado. Un abuso de la disgregación puede pagarse con el elevado precio de sufrir una difuminación absoluta de la imagen de una marca. No hay que perder nunca de vista lo que somos y lo que pretendemos ser.

Entonces… ¿Qué hacemos?

Una buena forma de enfocar este dilema es evaluar el volumen de servicios, información y contenidos en general que podemos ofrecer. Si son pocos, es evidente que no tiene ningún sentido optar por la disgregación. Por lo tanto, para empezar nuestra andadura en internet parece mejor una estrategia de contenidos integrados y, a medida que vayamos creciendo plantearnos un cambio o no.

Pero en le resto de los casos, parece evidente que no hay una respuesta absoluta válida. Lo más probable es que debamos llegar a un equilibrio de ambas partes e intentar utilizar así lo mejor de cada una de ellas.

Por lo tanto, por encima de todo tenemos que ser fieles a nuestros objetivos. Éstos son, sin duda, el principal factor que debe determinar la dosis adecuada de ambas opciones para crear la auténtica fórmula del éxito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s