5 cosas con encanto que la guillotina digital impedirá hacer a nuestros hijos.

Cuando el tsunami digital se desata, más vale que te coja preparado y prevenido… Sino que se lo expliquen a la industria musical, a las agencias de viajes, a los fabricantes de carretes de foto o de billetes de avión… entre muchos otros.

Reflexionando un poco y poniendo la mirada en el retrovisor (no hace falta ir muy lejos en el recuerdo), hoy en día ya tenemos un buen listado de cosas o actividades que bruscamente hemos eliminando de nuestro día a día sin apenas inmutarnos. Se trata de hábitos que hace poco tiempo teníamos perfectamente interiorizados y naturalizados, pero que nuestros hijos (o incluso hermanos pequeños), nunca llegarán a comprender.

Aquí dejo 5 que me causan especial nostalgia:

Rebobinar una cinta de casete con un boli BIC: Sinceramente, creo que los fabricantes de bolis BIC y de Casete se pusieron de acuerdo en sus inicios para sincronizarse a la perfección. Todavía me sorprendo de lo bien que encajaban. Sin embargo, en algo menos de 10 años parece surrealista pensar cómo “grabábamos” música directamente de la radio, cómo la escuchábamos en mastodónticos radiocasetes o “walkmans” o cómo teníamos que avanzar o retroceder para buscar una canción… entre otras actividades que hoy denominaríamos “anti-user”. Anécdotas de auténtico abuelete de 30 años de edad

Hacer una foto con una Polaroid: Una actividad auténticamente insustituible. Aunque una de mis aplicaciones preferidas es Snapseed, las fotos de hoy jamás se acercarán al encanto de una Polaroid. Y es que ninguna cámara actual, por más megapíxels que tenga, podrá compararse con la sensación de revelar la foto al instante. Esos sí, cuando se lo expliquemos a nuestros hijos (o hermanos pequeños) la pregunta será evidente… ¿Pero para qué revelavais fotos? (¡¡si las puedes ver en el iPad!!).

Ir al vídeo club para alquilar una peli: Por ejemplo “Cazafantasmas”🙂 Sin duda, uno de los grandes momentos de la semana: Los sábados por la tarde bajaba al video club con los dedos cruzados para que estuviera liberada aquella peli que tantas ganas tenía de ver. Me la tragaba toda aunque empezaran a salir líneas extrañas y “nieve” en el televisor (debido al centenar de usos que había tenido ya la cinta). ¿Qué tontería no? Si por el mismo precio en Apple TV lo tienes todo a un sólo click.

Quedar después del cole para jugar en el parque: Para que me entiendan, quedar en un espacio común coincidiendo físicamente con el resto de mis amigos para jugar a fútbol, baloncesto o al escondite… No quedar a través de facebook para jugar a WarCraft con un micrófono en la cabeza con un japonés desde la otra punta del mundo.

Salir de casa sin un teléfono móvil en el bolsillo: Ahora nos parece una auténtica aventura ¿verdad?. Sin poder avisar si llegábamos tarde, ni estar localizable las 24 horas del día. Ni mucho menos geolocalizarnos y tener nuestro entorno en la palma de la mano, o aprovechar los recursos de la realidad aumentada. Verdaderamente éramos unos imprudentes… Más nos valía encontrar una “cabina telefónica” en caso de urgencia y llevar “20 duros” en el bolsillo para llamar.

Con poco más de 30 años y lo viejo que me siento viendo pasar la vida a 1.000 por hora en plena era de la velocidad.

2 comentarios en “5 cosas con encanto que la guillotina digital impedirá hacer a nuestros hijos.

  1. Realmente bueno. Hasta yo, una vieja de 20años me siento abuela tras poder recordar a través de mis propios recuerdos que yo también grababa y regrababa en la misma cinta canciones directamente de la radio, que alquilaba las pelis de Lara Croft en el vídeoclub, que tuve mi primer móvil a la edad de los 16 años y me sentía mal por llevar tanto tiempo libre cuando el resto de mis compañeros ya eran dependientes fieles de la maquinita; quedarme toda la tarde en la calle, haciendo cualquier cosa: jugando en un parque, paseando quinientas veces por la misma calle o simplemente tirada en el suelo contando alguna anécdota. La polaroid? No la conocí, pero seguro que me hubiese encantado, es más, ahora a la ”longeva edad” de 20 años estoy deseando poder adquirir alguna de segunda mano y sentirme ”retro”.

    Muy muy bueno, realmente, me ha encantado.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • Gracias Mariana!! Me alegra que te haya gustado. Estamos inmersos en la era de la velocidad y todo va muy, muy deprisa. Cuando te paras a pensar y a recordar, da un poco de vértigo ver como hemos cambiado. Espero que también te gusten otros artículos de mi blog (www.alaguillotina.com). Un abrazo!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s